Crianza natural, educación emocional y convivencia

Mª José Gómez Herreros

Mª José Gómez Herreros

La crianza está conociendo en estos últimos años un cambio significativo en nuestro país con el aumento de prácticas e ideas que eran poco frecuentes en la manera de abordar el nacimiento y el cuidado de los hijos e hijas. Todo parece indicar que hay una mayor conciencia del cuidado del embarazo, de la elección del parto natural y de otras prácticas que mantienen el apego físico y emocional con el bebé como son la prolongación de la lactancia, el colecho, el porteo, y que potencian el cuidado del bebé como acompañar el llanto, elegir alimentos equilibrados y ecológicos o sumar alternativas naturales y homeopáticas.

Estas inquietudes me llevaron a iniciar un proceso de investigación que culminó en una tesis doctoral titulada: “La crianza natural como modelo emergente de educación emocional en la familia. Análisis de prácticas de crianza y de conversaciones de mensajería instantánea en una comunidad virtual de apoyo”.

Los aspectos que encontré que marcan las principales diferencias entre las prácticas de los distintos modelos de crianza hacen referencia, fundamentalmente, a cuestiones relacionadas con la preparación al parto, la presentación de un plan de parto, la búsqueda de un parto natural y las prácticas de crianza. Los factores predictores de la crianza natural obtenidos son: tiempo de lactancia materna, las razones del porteo, el parto natural, los cuidados del bebé y el colecho. Encontré también relación entre la mayor duración del embarazo, la lactancia y el colecho, y el progresivo aumento del grado de crianza natural. A mayor grado de crianza natural, existe mayor preparación de planes de parto, mayor contacto piel con piel, mayor número de partos en hospitales públicos, mayor número de niños y niñas que se duermen al pecho evidenciando este último dato dos de las prácticas más habituales y más influidas entre sí en el modelo de crianza natural: la lactancia y el colecho. Ambas prácticas responden a principios básicos de la crianza natural relacionados con la satisfacción de las necesidades de contacto físico, la importancia del apego seguro y el respeto a los ritmos, en este caso, de alimentación y de sueño infantil. La investigación realizada constata una mayor búsqueda de asesoramiento y formación de las madres del modelo de crianza natural en cuestiones de crianza como el uso del porteo y el consumo de probióticos así como una mayor sensación de preparación al parto. Encontramos un interesante hallazgo que relaciona un mayor grado de crianza natural con mayores emociones positivas en las madres. Este dato se relaciona con la importancia concedida en este modelo al cuidado, expresión y educación emocional.

Mª José Gómez Herreros

Doctora por la ULPGC. Psicopedagoga. Maestra de NEAE. Logopeda.

Coordinadora del Área de Convivencia en la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa

Resumen de la Ponencia de la X Edición de Diálogos en Igualdad “Antídotos contra las violencias”
21 de abril, de 17 a 18:30h, en el Centro de Entidades de Voluntariado (S/C de Tenerife)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*